Avda. Portugal, 4 21001 Huelva

Ergonomía en tareas del hogar

Ergonomía e Higiene Postural en las tareas del hogar

Cuando Planchamos

Debemos:

  • Mantener el tronco erguido
  • Tener el cuello erguido o ligeramente flexionado (15 grados respecto a la columna)
  • Hombros relajados
  • Avanzar un pie respecto al otro, o utilizar un reposapiés
  • Colocarnos cerca de la tabla
  • Descansos cada 10-15min (de 3 a 5min.)
  • La altura de la tabla de planchar: se toma como referencia el apoyo de la mano en ella, con el codo semiflexionado, siempre el codo debe estar por encima de la mano y la tabla sobre la altura de las caderas. Para que no tenga que inclinarse.
Consejos:
  • Utilizar faja lumbar si la espalda a menudo sufre al realizar esta tarea.
  • Realizar siempre la tarea con buena iluminación de la sala.
  • A la hora de escoger plancha valorar el peso y la comodidad de esta, al igual que el de la tabla.

Así evitaremos:

Problemas acarreados como el dolor cervical o de espalda o la  sobrecarga en miembros inferiores, son las lesiones más frecuentes.

Fuente de la imagen: ergologico.com

Cuando barremos, fregamos, aspiramos...

Debemos:

  • Mantener el tronco erguido
  • Evitar flexiones de cuello excesivas
  • espalda erguida / evitar curvarla-flexionarla
  • avance de un pie respecto al otro
  • al realizar la tarea mover los brazos, no el tronco
    -barrer cerca del cuerpo, entre nuestros pies, siempre cerca del cuerpo.
  • manos situadas por debajo de los hombros, entre el pecho y caderas
  • altura del palo entre 130-150cm
  • Realizar descansos si es posible

Así evitaremos:

Dolores cervicales y de espalda, al forzar con una presión mecánica en extremidades superiores en movimientos repetitivos y en un trabajo prolongado.

Fuente de la imagen: ergologico.com

Cuando ponemos la lavadora o el friegaplatos

Debemos:

  • para colocar o sacar la ropa del bombo, tronco erguido, siempre flexión de rodillas (si no es posible por problemas articulares utilizar una silla-taburete).
  • si lo necesitamos, nos apoyaremos con la otra mano en el electrodoméstico.

Así evitaremos:

Posturas comprometidas, tensiones discales sobre todo lumbares.

Fuente de la imagen: ergologico.com

Cuando ponemos HACEMOS LA CAMA...

Debemos:

  • Acercar al cuerpo nuestra labor, es decir, rodear la cama si es necesario
  • Flexionar las rodillas si es preciso, sin flexionar caderas y columna
  • Si nos inclinamos hacia delante, apoyamos en la cama el peso del cuerpo en una mano

Así evitaremos:

Posturas comprometidas, tensiones discales sobre todo lumbares.

Fuente de la imagen: clinicainternacional.com

Cuando LEVANTAMOS peso...

Debemos:

  • Acercar el objeto que vayamos a coger a nuestro cuerpo
  • Flexión de caderas y rodillas
  • Espalda erguida
  • Si el peso es excesivo, siempre que sea posible pedir apoyo

Así evitaremos:

Evitaremos tensiones discales y dolores de espalda.

Fuente de la imagen: .tucanaldesalud.es

Cuando LIMPIAMOS LOS CRISTALES O AZULEJOS...

Debemos:

  • Acercarnos al objetivo, un pie por delante de otro
  • Si no llegamos cogeremos un alza, nunca mantendremos largos periodos de tiempo de puntillas extendiendo todo nuestro cuerpo y brazo para alcanzar.
  • No realizar esfuerzos por encima de la cabeza
  • Mover el conjunto del brazo  con el antebrazo, la muñeca y la mano en línea (evitar desviar la mano de lado a lado)

Así evitaremos:

Problemas de hombro (manguito de los rotadores) por hacer gestos inadecuados; y de muñeca (neuropatía del túnel carpiano) por torsiones excesivas

Fuente de la imagen: ergologico.com

Cuando VAYAMOS A LA COMPRA...

Debemos:

  • Si vamos con CARRO: siempre empujar del carro, nunca tirar de él
  • Si usamos BOLSAS: equilibrar siempre con dos bolsas, una a cada mano, y con pesos similares.
  • Siempre controlar el peso de la compra si tenemos que ir andando hasta casa.

Así evitaremos:

El empuje con las dos manos con ayuda de nuestro cuerpo favorece el rodamiento del carrito, mientras que el tirar de él por detrás de nosotros compromete nuestro cuello-hombro-espalda. 

Evitaremos inclinaciones laterales y sobrecargas en espalda y brazos.

Dejar un comentario