Avda. Portugal, 4 21001 Huelva

Estudio biomecánico de la pisada

La biomecánica es la disciplina que se encarga de analizar el movimiento de nuestro cuerpo en diferentes situaciones y cómo este reacciona en aquellas partes implicadas en dicho movimiento. Por ejemplo, la cadera, las rodillas, la espalda, los tobillos, y los pies; son partes de nuestro cuerpo que, cuando caminamos en nuestro día a día, ya se ponen en marcha. Por eso, es importante saber si su respuesta ante el movimiento es la adecuada o si, por el contrario, podrían verse afectadas o sufrir una lesión por una mala biomecánica. Aquí es donde el estudio biomecánico en podología toma todo el sentido.

Los pies son la base de todo nuestro cuerpo; sostienen todo el peso corporal cuando estamos en posición estática y cuando estamos en dinámica. En cada movimiento, todas las partes de nuestro cuerpo se ven implicadas, por lo que, es importante que todas las personas se realicen un completo estudio de la pisada para detectar posibles alteraciones biomecánicas.

Los pies ejercen un papel fundamental en nuestro cuerpo. Las deformidades y las alteraciones de estos pueden tener como consecuencia dolores en los pies, las rodillas, la espalda o la cadera. Un estudio de pisada tiene por objetivo valorar la pisada del paciente y detectar de manera temprana alteraciones en la misma que puedan provocar patologías en el paciente.

Resumiendo, un estudio de pisada es recomendable para todas aquellas personas que presenten dolores en los pies o alguna patología en esta zona del cuerpo, pero también en pacientes sin dolor ya que, de este modo, se puede detectar de manera temprana la aparición de alguna patología y prevenir lesiones.

QUIÉN NECESITA UN ESTUDIO DE PISADA

El estudio de la pisada es recomendable para deportistas, pero también para personas que no realicen ningún tipo de actividad deportiva. Desde los tres años de edad, si existe alguna patología, es recomendable este estudio, para corregir el problema cuanto antes.

Solo así podrá establecer qué tratamiento es el adecuado para ti, que puede ser el uso de ortesis plantares (plantillas).

¿Y por qué un podólogo? Porque este se centra en las dolencias que afectan directamente a los pies. Pero también a los pies como origen de otras patologías en otras partes del cuerpo, como las rodillas, cadera o espalda.

PLANTILLAS PERSONALIZADAS

Las ortesis plantares personalizadas son capaces de aliviar o eliminar un dolor lumbar o una lesión en el tendón de Aquiles, por ejemplo. ¿Cómo es posible? Porque las plantillas actúan corrigiendo una mala pisada, y con ello, mejorando la respuesta de nuestro cuerpo ante el movimiento. Todo esto se consigue mediante un completo estudio de la pisada que, de nuevo, solo un podólogo es capaz de realizar.

Autor:
Pablo Domínguez Ramírez
Podólogo colegiado 1559 del Colego de Podólogos de Andalucía.

Dejar un comentario