Avda. Portugal, 4 21001 Huelva

Diástasis Abdominal

Qué es la diástasis abdominal

Es la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo que, en condiciones normales, los mantiene unidos entre sí.

La diastasis es un problema funcional y estético más habitual de lo que pensamos.

Es una patología que no cursa unos patrones determinados ni de edad, ni sexo y o de la actividad física del paciente.

Aunque es cierto, que el sobrepeso, el embarazo (aunque aquí habría que diferenciar entre diastasis fisiológica y patológica), patologías digestivas y realizar ejercicios con una postura inadecuada o la mala postura corporal puede favorecer la diastasis de rectos.

Para certificarse de que es una diastasis abdominal se debe:

  • Acostar boca arriba y presionar con el dedo índice y el dedo medio alrededor de 2cm por
    encima y por debajo del ombligo y después;
  • Contraer el abdomen como si fuese a realizar un abdominal.

Lo normal es que, al contraer el abdomen, los dedos salten un poco para arriba, pero en caso de diastasis los dedos no se mueven, siendo posible colocar 3 o 4 dedos de lado a lado sin que se muevan con la contracción abdominal.

 

Repercusión de la diastasis

Como hemos indicado es un problema tanto estético (bulto abdominal) como de salud. Las diastasis pueden provocar:

  • Lumbalgias repetitivas
  • Patologías del suelo pélvico (Incontinencias Urinarias y fecales…)
  • Una mala estabilización del centro corporal dificultando el mantenimiento de la
    postura
  • Problemas digestivos: malas digestiones, gases, estreñimiento
  • Posibilidad de herniación de las vísceras abdominales.

 

Cuál es su tratamiento

Lo principal es una buena valoración por el fisioterapeuta, tras la cual realizaremos un tratamiento basado en buen control de la respiración, control de la postura y ejercicios de fortalecimiento controlados. Ayudado del método 5P y de tecarterapia Winback con la que conseguimos estimular las células del tejido conjuntivo

Macarena García Läguens

Dejar un comentario