¿Qué es la enfermedad del parkinson?

La enfermedad de Párkinson es un proceso neurológico degenerativo. Degenerativo significa “disminución de la calidad” y neurológico hace referencia al sistema nervioso, por lo que se afirma que es una enfermedad y un proceso del sistema nervioso que empeora con el tiempo.

Se puede definir como enfermedad progresiva crónica, que avanza por etapas no llegándose a curar.

La enfermedad de Párkinson progresa muy lentamente. Habitualmente una persona tarda años antes de experimentar una discapacidad severa. Además, los tratamientos disponibles pueden aliviar los síntomas.

 

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

Los síntomas característicos de la enfermedad de Parkinson son el temblor involuntario, la rigidez muscular y la pérdida de la capacidad para hacer movimientos espontáneos rápidos.

Las personas afectadas caminan de una manera peculiar, con una marcha típica: tronco en flexión y con dificultades para mantener el equilibrio.

En un estadio moderado se observan: temblores, rigidez, acinesia (ausencia de movimiento espontáneo, voluntario o fluido, bradicinesia), inestabilidad postural (dificultades de equilibrio y riesgo de caídas).

 

¿CUÁL ES LA CAUSA DE ESTOS SÍNTOMAS?

En esta enfermedad las neuronas del área del cerebro conocida como sustancia negra son las principalmente afectadas.

La degeneración de esta sustancia negra provoca la alteración de la capacidad del cerebro para generar movimientos corporales, provocando los signos y síntomas característicos de la enfermedad.

 

¿QUÉ CAUSA LOS SÍNTOMAS?

La sustancia negra, área muy pequeña localizada profundamente dentro del cerebro, tiene importantes conexiones electroquímicas, transmitiendo información de una neurona a otra por medio de neurotransmisores. El neurotransmisor específico producido y utilizado por la sustancia negra es la dopamina, que se pierden al morir las células de la sustancia negra, por lo que se pierden los mensajes transmitidos sin poder avanzar hasta otros centros motores.

Ésta es la causa principal de los síntomas motores de la enfermedad de Parkinson.

Al disminuir la dopamina, desciende igualmente la concentración de otros neurotransmisores, como la noradrenalina y la serotonina.

Al perder neurotransmisores se altera el mecanismo central que controla el tono muscular. Los músculos se contraen en momentos inapropiados y la rápida contracción y relajación de los músculos produce el temblor. En ocasiones los músculos se contraen y se vuelven rígidos. Con una comunicación inadecuada entre cerebro y músculo, haciéndose los movimientos más lentos, existiendo debilidad del tono muscular provocando problemas al ponernos de pie, andar y mantener el equilibrio.

Cabe decir que el Párkinson también afecta al sistema nervioso autónomo (que controla nuestra temperatura corporal, sistema digestivo, función sexual y función vesical, entre otras).

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson no son perceptibles hasta que han muerto aproximadamente el 80% de las células de a sustancia negra, ya que existen otras células que sustituyen la función de las que mueren.

 

OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO FISIOTERAPEUTICO

El tratamiento que realizamos en Mobbo Clinicenter se encamina principalmente a mejorar el estado físico y a retrasar la progresión de los síntomas motores:

-Facilitar la ejecución y el control de los movimientos

-prevenir retracciones musculotendinosas

-Promover acciones paliativas: ejercicios respiratorios, coordinación óculo-manual, actividades de la vida diaria…

-promover la independencia y las habilidades sociales del paciente

-trabajar equilibrio y propiocepción con nuestro sistema de rehabilitación neuromuscular, Huber.

 

¿DE QUE TRATA EL TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO?

  • Conservación de la movilidad articular general,
  • Relajación y conservación de la actividad muscular,
  • Reeducar patrones de movimiento que están alterados o disminuidos,
  • Trabajo respiratorio (torácico-diafragmáticos),
  • Trabajo de equilibrio y coordinación
  • Trabajo de recuperación del esquema corporal,
  • Reeducación de la marcha
  • Ejercicios de relajación
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.