TERAPIA PARA EL DOLOR CRÓNICO ANDULACIÓN

A partir de los mismos fundamentos que sustentan las técnicas y los efectos del masaje, podemos definir la andulación como un sistema de tecnología avanzada que emite ondas a partir de impulsos eléctricos –generando vibraciones por todo el cuerpo–, combinándolas con el calor emitido por rayos infrarrojos de onda corta.

La nueva tecnología de Andulación para aliviar el dolor ocasionado por diversas patologías y de las enfermedades crónicas, consigue mejorar en gran medida y aumentar la calidad de vida de los pacientes.

Los beneficios que se obtienen actúan a nivel muscular y óseo, pero también trata problemas con un origen circulatorio, linfático o del sistema nervioso.

Junto a una adecuada posición del paciente, la combinación de la emisión de vibración y de calor despliega su acción sobre los principales sistemas biológicos de nuestro cuerpo:

Estimula los sistemas circulatorio y linfático, lo cual se traduce en una mejor irrigación sanguínea de todo el cuerpo, oxigenando la sangre y reactivando zonas afectadas por el dolor, así como una potente depuración de sustancias residuales del metabolismo –como el ácido láctico, favoreciendo a un fortalecimiento del sistema inmunológico.

Mejora el transporte de oxígeno y nutrientes hasta nuestras células y facilita la síntesis de ATP, el combustible del que obtienen su energía las células.

Induce a una relajación del sistema nervioso, causando efecto sobre cuadros de insomnio, estrés, patrones de dolor agudo e incluso reduciendo procesos degenerativos derivados de patologías como el párkinson o la esclerosis múltiple.